COLUMNISTAS

Santos el nobel de paz que se robó el plebiscito. Por: Duván Idárraga

santiago-valencia-marchaPara empezar recordemos el Artículo 3º de la Constitución Nacional: “La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emana el poder público. El pueblo la ejerce en forma directa o por medio de sus representantes, en los términos que la Constitución establece”.
 
El dos de octubre se cumple un año de dos hechos trascendentales para la Democracia del país. El primero, en esa jornada memorable, el Pueblo Soberano se expresó en el plebiscito del 2 de octubre de 2016 convocado por el señor Juan Manuel Santos, ajustando de manera ilegal y a su conveniencia el umbral. El No venció la maquinaria del estado, la excesiva parcialidad y publicidad a favor del Si, el apoyo de los medios de comunicación, la maquinaria de los partidos políticos tradicionales y hasta el hecho insólito de que facultaron a los empleados del gobierno a hacer campaña por el SI.  
 
El segundo, reiterando su nivel dictatorial, el señor Juan Manuel Santos hizo caso omiso a la voluntad del Pueblo Soberano e impuso la implementación ilegal de los acuerdos con las FARC. Para expresarlo de otra forma, de manera descarada y cínica se robó los resultados del plebiscito.duvan
 
En cualquier país un hecho como ese hubiera significado una manifestación masiva de los ciudadanos, de los periodistas, de los medios, de los gremios, de los empresarios exigiendo respetar el resultado de las urnas. Las Altas Cortes velarían por el respeto de la Constitución y el Estado de Derecho. Nadie se imagina que en Inglaterra hubieran desconocido los resultados del Brexit. Pese a las consecuencias el resultado se respetó y el Primer Ministro renunció.
 
Aquí los medios aplauden al Dictador a cambio de la pauta oficial; los gremios y empresarios no se atreven a cuestionarlo, si lo hacen recibirían su implacable persecución; la mayoría del Congreso sucumbió al poder de la mermelada y le votan todo los proyectos que les pasa; los ciudadanos no reaccionan, están anestesiados, después de todo millones solo reciben la versión acomodada de los medios y las Altas Cortes están llenas de Mafistrados (si, con f, por lo de mafiosos ) que cambian sentencias por miles de millones. Se juntaron quienes se venden con quien paga por todo.
 
En Colombia fue todo lo contrario el señor Nobel de Paz no solo no renunció como lo había expresado en caso de perder el plebiscito, confirmó que hace lo que se le da la gana y que no pasa absolutamente nada. Peor aún, posa de demócrata ante el mundo y se dedicó con hechos a reafirmar que es tan Dictador como Maduro: Implementó ilegalmente el acuerdo, hace nombrar los Mafistrados que necesita en la Corte Constitucional, sacó en un fin de semana gran cantidad de Decretos para cumplir lo establecido en ese acuerdo, demandó el fallo contra el Fast Track, busca mecanismos para garantizar el lavado de las fortunas de la Farc, etc. Lo que sea para cumplirle a las Farc.
 
 Hace un año el señor Juan M Santos, Nobel de Paz, se robó el resultado del plebiscito, demostró que hace lo que se le da la gana y ratificó la frase de Juan Jose Saavedra ( q e p d ): “Muchos piensan que Santos es incapaz, es todo lo contrario, es capaz de todo”. Y aquí no pasa nada.
 
EL COLMO 1: Tal como lo hizo con las Farc, el gobierno del Sr. Santos otorga todo tipo de concesiones al ELN, el 2 de octubre inicia el cese bilateral. En agradecimiento el ELN vuela por enésima vez el oleoducto con daños ambientales incalculables y el sábado 30 asesinó a 3 policías en el Cauca. NO HAY DERECHO.
 
EL COLMO 2: Se conoció la lista de los Magistrados de la JEP, en su mayoría de tendencia izquierdista, varios de ellos con marcadas posiciones en contra de Militares y del Presidente Uribe. Era de esperarse si tenemos en cuenta los 5 electores.  NO HAY DERECHO.
 
EL COLMO 3 : Farc siempre ha dicho que la JEP no era para juzgarlos y Andrés París afirma que la JEP juzgará a sus enemigos; con la elección de sus magistrados se confirman los dos asuntos. https://t.co/6wZ8PAbDfu . NO HAY DERECHO
2 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *