INVESTIGACION, MUNDONOTICIAS

Restricciones impuestas por Trump al régimen castrista, son las medidas justas al comunismo que arruina

trump-decreto-la-habanaBarranquilla, 17 de junio de 2017.- El Presidente Donald Trump tal como lo prometió en campaña, llegó a la Pequeña Habana un barrio muy grande en Miami, Estados Unidos, donde vive la mayor parte de los cubanos anticastristas en medio de la expectativa por los acosadores y perseguidores y por los simpatizantes satisfechos de que su voto no se ha perdido y la coherencia de que su presidnete cumpla lo que promete.

Vuelos diarios, y recíproco con el comercio de gente que ya tiene empresa y comercio con Cuba, se mantiene, mientras los demócratas insisten en que no era conveniente cerrar las puertas sino avanzar, sin embargo por parte de los cubanos en la Pequeña Habana lo único que hubo fue aplausos para Donald Trum y sus acompañantes, el Vice Presidente Mike Pence, los congresistas Marco Rubio y Mario Díaz Balart, quienes en su intervención expresaron su apoyo antes de que Mike Pence y Trump hablaran.

Aunque como era de esperarse hay algunas voces que no están de acuerdo, lo cierto es que Trump para tomar sus decisiones y emprender sus nuevas políticas, se apoyó en los congresistas que están ligados a Cuba porque nacieron o vienen de familias cubanas, además de los mismos disidentes cubanos que habitan en los Estados Unidos a quienes les duele la situación y quienes conocen la problemática porque la padecen, tanto ellos como sus familiares.

mike-pencePrevio a la intervención y los anuncios y firmas del nuevo decreto de Trump sobre relaciones con Cuba se expresó el Vicepresidente Mike Pence quien fue recibido con fuertes aplausos y bajo el coro que él mismo inició con una “Cuba, sí, Castro, no”. Y como toda respuesta les afirmó al emotivo público, “Bienvenidos a un día histórico”, “Tienen un presidente que los escucha y está con ustedes”. “El mundo será testigo de cómo Estados Unidos está en solidaridad con el pueblo de Cuba”. “Hoy Trump dejará en claro que está con los oprimidos y perseguidos. No del lado de los tiranos. Cuba sí, Castro no”. En el mismo sentido se refirieron también unos minutos antes los congresistas Marco Rubio y Mario Díaz Balart.

Para tomar en cuenta, datos muy frescos traídos por un reciente visitante de La Habana:

Es importante traer a contexto lo afirmado por una fuente Moisés Pineda, barranquillero, recién llegado de un viaje a la isla, que “la hora de internet cuesta 1.75 USD. Usar un equipo en un hotel, como el Melia Cohíba, donde la velocidad es mejor, cuesta 3.5 US Dolar la hora. Entrar al correo personal demora unos cinco minutos. No hay whatsaap.la-habana

la-habana-2la-habana-1Textualmente afirma el recién llegado de Cuba quien está traumatizado por los abusos de Electricaribe, que: “Se va la luz, cosa de una hora cada vez”. “En la Habana, colapsó el servicio de agua potable por daños graves en las redes principales”. “Hay racionamiento de agua en el 80% de la ciudad y en el resto de los sectores el abasto a la población se hace mediante carro tanques”.

“No funciona Skype. Hay una aplicación IMO que permite vídeo conferencias que no se conoce en Colombia”.

Textual el recién llegado de Cuba asegura que: “”Estas son las casas de “Llega y pon” que están proliferando en zonas tradicionales de La Habana Moderna. Veinte familias comparten un solo baño desde 1991, Zona Centro Habana Belascoin entre Animas y Virtudes . Y este no es el que está en peor estado. La zona es un verdadero desastre””.

Por todo lo anterior y que conocen los disidentes cubanos, fue que Trump fue fuertemente aplaudido y por él votaron muchos de los cubanos a quienes les prometió que endurecería sus políticas, aunque muchos querían que cerrara toda comunicación, él dejó la puerta entreabierta para que el pueblo tenga acceso y pueda ayudar a su familia, pero a Raúl Castro y a su régimen le cerró la llave. Además por si Raúl Castro quisiera llegar algún entendimiento, pero que parece remoto toda vez que la orden de quien manda y puede, al castro comunismo le advirtió: “Póngale fin al abuso contra la disidencia, liberen a presos políticos, dejen de encarcelar a inocente”, además de exigirle a Raúl Castro avances democráticos concretos, lo que somete a que quede en el congelador las pretensiones de Barack Obama, quien dio todo a los Castros, pero nada al pueblo cubano, y además de todo eso tampoco le exigió nada a los dictadores que con la viveza del comunista acostumbrado a la holgazanería jamás se negará a recibir.

“El acuerdo de Obama con Cuba y Raul Castro fue horrible, y no hemos recibido nada a cambio. Eso se ha acabado”, afirmó Donald Trump

Trump recordó que llegó al Gobierno a cambiar los malos tratados firmados, entre ellos el de Cuba, aunque anunció y firmó un decreto en el que cancela el tratado de Obama. Los cambios no se darán inmediatamente, y tampoco quedaron cancelados ni los viajes ni las remesas de los disidentes en Estados Unidos a sus familiares en la isla. Así mismo se restringirá el flujo de dólares estadounidenses a los militares de inteligencia en la isla, al igual que se estudiará que las inversiones de estadounidenses en tierra cubana beneficien directamente al pueblo. Quedará implementado igualmente restricciones al turismo y al flujo de dólares estadounidenses que llegan a la Isla a través de negocios y empresas del régimen y de inteligencia de los Castros. No habrá viajeros individuales para contactarse individualmente, esto es el llamado “people to people travel”, por lo que habrá auditoria a los viajeros para cerciorarse que no estén violando las sanciones impuestas con su decreto.

Afirmó igualmente Trump en su decreto en el que retó al régimen cubano a acudir a negociar con un nuevo acuerdo en el que se le de primacía al pueblo cubano y estadounidense, advirtiendo además que cualquier cambio solo se dará siempre y cuando el régimen de muestras concretas, “entonces los Estados Unidos estarán listos y preparados para volver a la conversación”. No obstante dijo: “Nuestra Embajada quedará abierta, por lo que las medidas de las relaciones diplomáticas se mantienen, con la esperanza de que haya una reacción que le convenga e iniciar una nueva conversación”.

Trump afirmó igualmente que la esperanza está puesta en una nueva generación de líderes que alcancen el poder en Cuba con unas elecciones libres pero verificadas, por lo que no se trata de convocar a cualquier elección “chambona” de los regímenes comunistas para hacer creer que están en democracia.

El presidente de los Estados Unidos dio sus argumentos claros sobre sus decisiones en las que trajo a contexto que “Los gobiernos anteriores aliviaron las restricciones de viaje y comercio y eso no ayuda al pueblo cubano, solamente enriquece al régimen castrista”, dijo. “No permaneceremos más en silencio frente a la opresión comunista”.

El Secreatrio del Departamento de Estado, Rex Tillerson, quedó encomendado de que se lleve a cabo una expansión del internet para que los cubanos tengan acceso real, además de encargarse de reiterar ante el pleno de las Naciones Unidas quien presiona para que el Gobierno Trump levante el embargo a Cuba, lo que no sucederá mientras no se cumplan las exigencias del nuevo gobierno y del nuevo tratado firmado en el que queda claro el rechazo a las violaciones y abusos de los Derechos Humanos.

Por su parte el régimen de Raúl Castro como era de esperarse propio entre los comunistas y mucho más si se trata de dictadores, descalificó este viernes el discurso de Trump del que dijo, que estuvo “cargado de una retórica hostil”, y rechazó el cambio de políticas anunciadas por Trump dirigidas hacia Cuba, lo que según él, es un “retroceso”.

17 junio, 2017

About Author

EditorCosta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *