COLUMNISTAS

No olvidemos la bolsa de Petro. Por: Duván Idárraga

petro-00-copiaTal como anticipé, pretenden hacer creer que no es grave y desean echarle tierra a la bochornosa escena que conocimos los colombianos de ver a Gustavo Petro, recibiendo una gruesa suma de dinero en efectivo y colocándola con mucho entusiasmo en una bolsa plástica. Algo supremamente turbio.
 
Pese a la gravedad de los hechos que se observan en el video, a las inconsistencias y mentiras en que ha incurrido Petro para tratar de explicar lo ocurrido; que se verificó que el video corresponde a hechos del 2009 (no del 2005 como pretendía hacerlo creer él), entre otras, la mayor parte de los periodistas, analistas y medios de comunicación decidieron enterrar el asunto  demostrando su total subjetividad frente a los hechos y su marcado deseo de ayudar (encubrir) siempre a este personaje. 
 
El propio Petro se ha encargado de, en su estilo, generar cortinas de humo para distraer la atención de lo sucedido. Como siempre se hizo la víctima, dijo que querían acabarlo, ser perseguido por drones imaginarios y ha tratado de desviar la investigación acusando del robo del computador de su amigo Juan C Montes (quien lo grabó); de paso acusó a la Senadora Paloma Valencia por la publicación del video. En un  acto de cinismo del nivel  de su socio Juan M Santos, terminó cuestionando que la senadora tuviera el video y que lo publicara en vez de dar las explicaciones sobre el bochornoso acto de la bolsa con varias pacas de dinero en efectivo qué observamos en el video #LaBolsaDePetro.
 
Su abogado presentó una supuesta carta del narco el “Loco Barrera” (detenido en Estados Unidos) para certificar que éste no le dio dinero. Lo extraño es que se conoce que ese tipo de comunicaciones no se originan simplemente por iniciativa del detenido sino que debe cumplir una rigurosidad con las autoridades estadounidenses que incluso autentican el documento, nada de lo cual cumple la misiva aportada. La Fiscalía colombiana solicitó permiso a las autoridades americanas para entrevistar al detenido, deberán aclararse muchas cosas, entre ellas la veracidad de la carta. 
 
0tra de las situaciones que fue corroborada y que complica aún más las versiones de Petro es que de acuerdo a la información oficial aportada por la campaña del Polo no se registra ningún aporte del arquitecto Simón Vélez, en contraste a lo expresado inicialmente por Petro para justificar la aparición de esa gruesa suma de dinero en efectivo.
 
Debemos esperar que la fiscalía realice las investigaciones pertinentes en lo que le compete e igualmente que la Corte Suprema de Justicia (que ha citado a versión libre al senador Petro) desarrolle una verdadera y profunda investigación, no como la del Senador Cepeda donde pese a la gravedad de los hechos terminó archivándola. Lo que observamos en el video de la bolsa de Pedro es demasiado grave, debemos exigir que la investigación permita determinar el verdadero origen del dinero, los propósitos  y el destino final del mismo. Igualmente conocer si se recibieron otras sumas de dinero en las mismas condiciones y cuál fue su destino. Lo importante es que “NO OLVIDEMOS LA BOLSA DE PETRO” y que si hay delitos éste reciba el castigo que merece.

EL COLMO 1: Expulsan del país a un venezolano acusado de realizar actividades en contra de la seguridad nacional y los voceros de la izquierda protestan airadamente; siempre actuando en contra de Colombia.  NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2Pedro Díaz, uno de los magistrados de la JEP, tiene una denuncia en la Fiscalía por favorecer a las FARC, pero hay quienes dudan que ese engendro lo crearon J M Santos y Las FARC con el único propósito garantizarles impunidad totalNO HAY DERECHO.

Nota: Una excelente semana para el presidente Duque ratificando que está haciendo las cosas como debe ser, logrando importantes resultados en beneficio del país y que aportan a su objetivo de enderezar todo lo torcido que recibió del desgobierno Santos. Felicitaciones a él y a todo su equipo.
24 diciembre, 2018

About Author

EditorCosta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *