COLUMNISTAS

Dictadura del Cartel de la Toga al servicio de las Farc. Por: Duván Idárraga

maikel-moreno-copiaLo ocurrido la semana anterior en el caso del narcotraficante alias Santrich revivió el debate sobre la manera descarada en que mafistrados de distintas  Cortes hacen todo lo posible (y lo inimaginable) por beneficiar a los criminales de las FARC. Ha sido constante ver cómo amañan el ordenamiento jurídico para favorecerlos, con sentencias traídas de los cabellos que cumplen ese propósito y de paso destruyen el Estado de Derecho y violan la Constitución Nacional.

Muchos olvidan (otros no lo conocían) que después del bombardeo al campamento del terrorista Raúl Reyes se decomisaron sus computadores personales que contenían información valiosísima (certificada por interpol como auténtica y de no haber sufrido manipulación por parte de los organismos de seguridad colombianos) de la actividad criminal de esta organización y de algunos de sus aliados políticos. Pese a esto la Corte Suprema de Justicia  de entonces (conformada entre otros por Bustos y Barceló) anuló como prueba dichos equipos, favoreciendo a las FARC y a sus socios.

El año pasado, nuevamente el tristemente célebre mafistrado Barceló, como presidente de la CSJ, entregó la competencia de la valoración de la extradición de Santrich a la JEP, el tribunal creado por las FARC y donde vimos lo bien que le fue. Pero lo ocurrido la semana anterior desborda la capacidad de asombro y eleva el nivel de desfachatez de estos personajes que ocupan las Cortes. Recurriendo a los más descabellados argumentos, que no se le ocurrirían ni a un estudiante de derecho por absurdos y contrarios al ordenamiento jurídico, decidieron nuevamente favorecerlo.

Primero el Consejo de Estado mantuvo la investidura a alias Santrich aduciendo que no había podido posesionarse por fuerza mayor (¿estar preso por delitos de narcotráfico y solicitud de extradición); lo extraño es que a la congresista Aída Merlano el C E le retiró su curul por estar presa. Más grave aún, a Santrich le otorgaron la calidad de congresista sin haberse posesionado, violando con ello la Constitución Nacional en su artículo 122. Ante casos similares deciden de manera distinta, todo dependiendo del personaje. ¿Detrás de ese fallo en favor del Fariano, actúa el Cartel de la Toga? Adicionalmente, se estaría armando tremendo rollo legal en Colombia a partir de dicha sentencia; podríamos ver a funcionarios elegidos en octubre, que se posesionarán en 2020, solicitar que los cobijen los mismos beneficios que a Santrich. Es decir, que sin haberse posesionado les otorguen sus derechos  igual que los actuales que no han terminado su periodo. ¿Así o más absurdo?

La Corte Suprema de Justicia (que el año anterior sostuvo que alias Santrich no se había posesionado y carecía de fuero parlamentario) actuando en contra de su Jurisprudencia ordenó la libertad del personaje aduciendo que la Fiscalía había actuado ilegalmente; ordenó su libertad pese a las evidencias que demuestran que los delitos por los cuales se le acusan sucedieron después de noviembre del 2016 cuando se firmó el acuerdo (en el caso del congresista León Fredy Muñoz, con base a Jurisprudencia de la CSJ, acusado por delitos menos graves cometidos a pocas semanas de su posesión y dado que no se había asumido curul, no aceptaron que fuera la CSJ quien lo juzgara).Más grave, los delitos ocurrieron en 2017, la CSJ conociendo las pruebas tampoco ordenó su captura. ¿Se repiten actuaciones como las denunciadas sobre el Cartel de la Toga? Para rematar, la Corte Constitucional con argumentos igual de rebuscados, hunde las objeciones a la JEP.

Por donde se mire esos mafistrados prevarican y siguen tan campantes; la “DICTADURA DEL CARTEL DE LA TOCA AL SERVICIO DE LAS FARC”, el Estado de Derecho ni la Constitución Nacional les importa.

EL COLMO 1: Irritante, humillante y ofensivo el trato de vedette y de prohombres que muchos medios dan a los criminales FARC, pero la portada de la Revista Semana con el mafioso Santrich es la tapa. NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2: En épocas anteriores periodistas, Congresistas, Altas Cortes, la iglesia y la mayoría de la sociedad civil se unió respaldando al gobierno en contra de los narcotraficantes; hoy muchos de cada grupo defienden al mafioso alias Jesús Santrich (solicitado en extradición además por narco), festejan su libertad y exigen que le den su curul. NO HAY DERECHO.

 

3 junio, 2019

About Author

EditorCosta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *