POLITICA

Autoridades están obligadas a investigar la denuncia de los 390 millones de dólares de Santos, conocido de auto, depositados en presunto paraíso fiscal del Vaticano

santos-y-fcoBarranquilla, 14 de enero de 2019.- Independientemente de que sea cierto o no, es una denuncia que las autoridades están obligadas a investigar independientemente de que el director de El Expediente Gustavo Rugeles tenga algunas situaciones personales que resolver, (SI ES QUE LAS TIENE), la noticia es la que prima antes que el periodista y esa denuncia es la que los medios de comunicación están obligados también a difundir en aplicación de la ética periodística.

La denuncia no puede ser menos importante porque no sea un medio tradicional el que la difunda inicialmente. Tampoco debe primar la competencia y la envidia, la denuncia de los millones de dólares que presuntamente tiene el ex presidente colombiano Juan Manuel Santos debe ser procesada igual que cuando se trata de cualquier otra denuncia. Tampoco es el mismo Vaticano quien está llamado a decidir que es cierto y que no es, son las autoridades las que tienen la obligación de investigar para llegar a una verdad que es lo que realmente ha ocurrido con esas cuentas reveladas por El Expediente que no sólo se trata del expresidente Santos, quien habría realizado un último depositó de 39.5 millones de dólares el 25 de noviembre del año 2017,  sino también de varios ex mandatarios latinomericanos, conocidos de auto, y envueltos en la famosa trama comunista del Foro de Sao Paulo.

En Colombia, tratándose de que los presuntos hechos delictivos del lavado de activos, o blanqueo de dinero de dudosa procedencia, incluso un último deposito realizado cuando Santos aún ejercía como presidente de Colombia, le corresponde a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes acoger la denuncia interpuesta la semana pasada, por varios ciudadanos y llevarla hasta las últimas consecuencias.

Hay que recordar que ya se encuentra otra denuncia interpuesta ante la Fiscalía por el mismo escándalo denominado La Ruta del Dinero K, por el diacono Jorge Sonnante, Investigador y Consejero Pontificio y Auditor ante el IOR, quien alega que durante todo el tiempo que estuvo en su cargo nunca se filtró un número de cuenta ni sus titulares ni los montos de dinero que figuraban sino solo hasta que él lo hizo. Añadió como atenuante que lo que llaman los católicos la “santa sede”, haya salido a desmentir. Al igual que cuestionó que medios de comunicación afines que actuando como operadores políticos de estos regímenes hayan salido a difamar, y denigrar y decir que no es cierta la denuncia.

También señala Sonnante que no es casualidad que la Fiscalía de Génova, Italia esté investigando al ex-nuncio apostólico en Colombia por lavado de dinero y justo ese nuncio o lo que es lo mismo Embajador del Vaticano en Colombia, cuando Santos era presidente”.

Enfatizó IOR, es una banca Off Shore que cubre y protege el dinero hasta ahora de aquellos corruptos, entre estos políticos, mafiosos, y narcolavado. Denuncia además que “Jorge Bergolio es socio de estos presidente corruptos latinoamericanos que guardan el dinero de dudosa procedencia en el Vaticano”.

Adicionalmente señaló que la renuncia el 31 de diciembre de los voceros de quien llaman “el papa Francisco”, o Jorge Bergolio,  Burker y Paloma García, obedece precisamente a la denuncia hecha por él ocho días después porque no querían mentir, ni ensuciar su carrera”.

La justicia internacional, no la de la ONU, sino los órganos de cada país, Brasil con su órgano de Justicia, Argentina, e incluso Estados Unidos con el FBI y la DEA, tratándose de que son dólares los que se manejaron en esta trama corrupta.

deposito-de-santosPor otra parte, El Expediente publicó como prueba, la copia de un último depósito en una de las cuentas en las que registra la firma de Juan Manuel Santos al depositar en el Banco IOR. También cuestiona El Expediente que Santos había asegurado que su participación en la firma Global Tuition & Educación Insurances Corporación fue momentánea y que no recibió remuneración alguna por sus servicios, si es así por qué hay dinero en el Vaticano con su nombre como titular de las cuentas y asociado de esa misma firma que figura en los papeles del paraíso?, cuestionó el periodista Gustavo Rugeles.

No es menos importante que por tratarse de un boletín de prensa de el Vaticano este deba publicarse con mayor relevancia que la denuncia del medio. Tampoco es el Vaticano el dueño de la verdad, sino las autoridades quienes tienen la obligación de investigar ante el presunto y monstruoso acto delictivo de corrupción, en medio de un Gobierno que dejó quebrado a Colombia, el de Cristina Fernández que dejó quebrado a Argentina, muerto de hambre a Venezuela y en vía de dictadura a Nicaragua. Cabe denunciar también que quienes descalifican la denuncia también le dan credibilidad, a una fuente con intereses personales, como lo es el caso del periodista de La Stampa Andrés Beltramo, según denuncia El Expediente, “es conocido como el periodista de quien los católicos llaman “el papa Francisco”, para referirse a Jorge Bergolio, “quien está muy ligado a los intereses del Vaticano. No extraña que en su artículo haya intentado desvirtuar la información publicada por El Expediente”, expresó en su cuenta de tuitter.

Finalmente vale la pena decir que es una bajeza de los medios de comunicación tradicionales descalificar la denuncia de El Expediente, están actuando de la misma forma en que ha estado actuando la justicia con condenas selectivas. No es posible que los medios tradicionales también caigan en la ingenuidad de considerar que lo dicho por un líder religioso tiene que ser verdad. Tampoco es correcto que por envidia, o por competencia desmeriten el trabajo investigativo de otro medio de comunicación.

Muy importante leer también:  http://http://www.costanoticias.com/aunque-no-es-el-primer-escandalo-vaticano-se-niega-a-reconocer-el-presunto-lavado-de-activos-de-santos-y-sus-pares-comunistas-latinoamericanos-maduro-evo-castro-correa-ortega-cristina-fernandez-en-el/

14 enero, 2019

About Author

EditorCosta


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *