AGRONOTAS

Agricultores deben estar atentos para prevenir riesgos ante heladas y sequía, MinAgricultura hace recomendaciones

Municipios de Boyacá y Cundinamarca son los más susceptibles a las heladas. Se recomienda a agricultores, ganaderos y floricultores estar atentos y mantener las medidas necesarias para blindar los cultivos y animales.

cultivos-heladas-y-sequiasBarranquilla, diciembre 29 de 2016-. Ante la posibilidad de las heladas y la temporada de escasez de lluvia que se avecina, el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, activó un plan de contingencia con el fin de generar las alertas y las acciones necesarias para contrarrestar los efectos que pueda ocasionar la ocurrencia de heladas durante el primer trimestre del 2017.

Según explicó “tenemos advertencias por parte del IDEAM y por ejemplo el hecho de que el 14 de diciembre hayamos tenido temperaturas de 2.2 grados en la noche o en el amanecer del 19 de diciembre de 3.2 grados, hacen prever que al igual que todos los años tendremos heladas especialmente en Boyacá y Cundinamarca, así que las posibilidades son ciertas y no las podemos evitar pero sí prevenir que sus efectos sean menos devastadores”, dijo.

Los riesgos también provienen por el inició la temporada seca, según información científica del IDEAM y el Boletín Agroclimático Nacional y su predicción climática que se actualiza mensualmente, la cual comenzó a mediados de diciembre, se acentuará especialmente en la región Andina, Caribe y Orinoquia en el primer bimestre del 2017 con reducciones en las lluvias.

Bajo estas condiciones los suelos presentarán estados secos a muy secos, los niveles y caudales de los ríos podrían presentar descenso moderado, tendencia que se mantendrá hasta los primeros dos meses del año 2017.

Además, en este tipo de condiciones, se presenta un aumento de la temperatura del aire en gran parte del territorio nacional durante el día y un descenso brusco durante la noche favoreciendo la presencia de heladas, lo cual implica una afectación para las actividades agropecuarias.

“Para contrarrestar tal efecto hemos generado un plan de contingencia pero los agricultores deben estar atentos y usar más abonos y también cuidar su entorno para que no se generen incendios forestales. Son dos riesgos que tenemos que mitigar así que tengan en cuenta las recomendaciones para prevenir que los efectos no sean tan graves como lo han sido en otros años”, aseguró el jefe de la cartera agropecuaria.

De acuerdo con el último reporte del IDEAM, los municipios con mayor susceptibilidad a heladas para los próximos dos meses son: Tunja, Sogamoso, Samacá, Paipa, Duitama, Chita, Toca, Nobsa, Tibasosa, en el departamento de Boyacá y Mosquera, Tabio, Zipaquirá, Subachoque, Sesquilé, Facatativá, Madrid, Sopó, Nemocón, Bojacá, Chía, Suesca, Cogua, Tenjo, Chocontá, Funza, Ubaque, Choachí en el departamento de Cundinamarca.

Con base en ello, se espera para los municipios de la Sabana Centro y Occidente de Bogotá que los valores más críticos se presenten durante la primera y última semana de enero de 2017, con temperaturas cercanas a los 2 ºC, sin descartar que ante condiciones meteorológicas propicias se puedan presentar descensos mayores que den lugar a la ocurrencia de heladas.

Por lo anterior se recomienda a agricultores, ganaderos y floricultores de los municipios señalados, estar atentos ante la eventualidad de descensos de las temperaturas en las próximas semanas, al igual que mantener las medidas necesarias y consultar permanentemente los informes que emita el IDEAM.

Igualmente, el Ministro Iragorri hizo un llamado a las Secretarias de Agricultura para que manejen la información y recomendaciones técnicas dadas por este Ministerio a través de la Mesa Técnica Agroclimática e interactúen con los Coordinadores Departamentales y Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres.

Vale recordar que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) ya pidió a alcaldías y goernaciones adoptar medidas para prevenir incendios forestales, desabastecimiento de agua, y heladas, entre otras situaciones.

Productos más vulnerables

Los sistemas productivos que podrían ser los más afectados por las heladas son flores, ganadería, hortalizas (fríjol, arveja, cebolla, habichuela, repollo, zanahoria, remolacha, entre otras), maíz y papa principalmente.

Para prevenir el efecto de las heladas se debe procurar las siembras en ladera y en los lotes bajos de la finca o en aquellos con facilidad de aplicar riego.

Recomendaciones agronómicas y pecuarias

Maíz

  • Este cultivo es altamente susceptible a sequía y a heladas, por lo cual debe sembrarse en lotes bajos de las fincas o en aquellos con mayor facilidad de riego.
  • Para disminuir pérdidas en la germinación se debe aumentar la cantidad de semilla por hectárea
  • Sembrar semilla certificada y de variedades mejoradas
  • Para cultivos tradicionales se recomienda siembra a “chuzo”.
  • Para favorecer la humedad del suelo se debe evitar el sobrelaboreo del suelo optando por la labranza mínima o cero labranza o arar con cincel e incorporar residuos vegetales o materia orgánica al suelo.
  • En sistema tradicional considerar el asocio con otros cultivos, de acuerdo con análisis de suelo correspondientes y recomendaciones técnicas, hacer fertilización nitrogenada con base en úrea y sulfato de amonio.
  • Para controlar el ataque de tierreros y trozadores, se recomienda el uso de cebos tóxicos para control de cogollero, se recomienda el uso de granulados e insecticidas biológicos con base en “bacillus thuringiensis”

Hortalizas (frijol, arveja, cebolla, habichuela, repollo, zanahoria, remolacha)

  • Se recomienda trasplantar en las últimas horas de la tarde
  • Utilización de riego en zonas donde sea posible a primeras horas de la mañana o finalizando la tarde con el fin de evitar la evaporación rápida del agua aplicada.
  • Utilización intensiva de materia orgánica.
  • Mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo.
  • Establecer huertas caseras por cuanto permite un mejor manejo de los semilleros y mejor aprovechamiento del agua.
  • Hacer labranza mínima.

Papa

Para conservar la humedad del suelo se debe:

  • Preparar el suelo con arado de chuzo o de cincel
  • Incrementar el uso de abono orgánico
  • Mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo

Ganadería

 

Por disminución en el consumo de forrajes y el estrés calórico e hídrico, se produce disminución en la producción de leche, carne y en la natalidad, por lo cual se recomiendan las siguientes acciones:

  • Construcción de pequeños diques en depresiones y hondonadas para recoger las pocas lluvias
  • Construcción de cambuches o cobertizos para el sombrío del ganado en sabanas o praderas muy descubiertas, que eviten la deshidratación y daño en la piel de los bovinos.
  • Utilización de bloques multinutricionales.
  • Disminuir la carga animal por hectárea, haciendo una mejor redistribución de los animales por potrero o secando anticipadamente las vacas de baja producción.
  • Establecer planes de suplementación nutricional con subproductos como: licor o afrecho de cervecería, vinaza, contenido ruminal (mataderos), tallo o vástagos de plátano, melaza, residuos de cosecha (zanahoria, remolacha, papa, plátano, banano, yuca, etc.), pulpas y cáscaras de frutas, henos, tamos tratados con amoníaco o úrea, torta de palmiste y subproductos de la industria de la yuca.
  • Utilización de follajes de plantas arbóreas: por ejemplo acacia forrajera, botón de oro, sauco, “quiebra barrigo” o “nacedero” asociada a gramíneas, p.ej. kikuyo, suplementando con una ración que expresada en forraje verde debe ser el equivalente al 12% del peso vivo del animal.

 

29 diciembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *